lunes, 20 de febrero de 2012

BDC Tratamiento Diesel Flotas

La Directiva 94/12/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de marzo de 1994, relativa a las medidas que deben adoptarse contra la contaminación atmosférica causada por las emisiones de los vehículos de motor elimina el contenido de azufre en los combustibles a la vez que aumenta de forma progresiva el contenido de biocombustibles en la mezcla final, entre otras acciones.

En lo que afecta a los combustibles diesel esta doble modificación, junto con otras, implica una serie de ventajas con clara vocación medioambiental, pero trae también una serie de desventajas en lo relativo al funcionamiento de los motores.

La eliminación del azufre reduce la lubricidad del combustible y favorece la aparición de colonias de bacterias en los filtros y depósitos.

El aumento progresivo de biocombustible en la composición aumenta el contenido de agua en el gasóleo y consecuentemente aumenta los problemas de corrosión y fomenta la aparición de colonias de bacterias y sube el punto de nube en el que comienzan a precipitarse cristales de parafina y otros sólidos previos a la congelación.

Hablamos, por tanto, de cuatro inconvenientes mayores de los gasóleos actuales frente a los clásicos:

- Reducción de la lubricidad del combustible y aumento del desgaste entre pistón y camisa de los cilindros.

- Aumento del contenido de agua y fomento de la corrosión interna y la aparición de bacterias y hongos.

- Fomento del crecimiento de las colonias de bacterias por la no existencia de azufre, componente antibacteriano eliminado.

- Punto de aparición de cristales de parafina y punto de congelación más próximos a las temperaturas del invierno.



Bardahl, especialista en lubricantes y aditivos para combustibles, lanzó hace varios años al mercado, previendo la evolución de los combustibles ya comentada, un coctel de aditivos que corrige los inconvenientes generados por la composición de los nuevos gasóleos.

El producto del que estamos hablando es el BDC, Bardahl Diesel Conditionner, que además de corregir los inconvenientes mencionados mejora las propiedades detergentes (TEST PEUGEOT XUD 9). Los combustibles diesel tienden a formar carbón en los inyectores.
BDC reduce los depósitos en inyectores, mejora la combustión y reduce emisiones de partículas, aportando las siguientes ventajas al motor:
- Lubrica y reduce el desgaste en las partes altas del cilindro.
- Protege de la corrosión al sistema de inyección.
- Mejora la combustión.
- Reduce entre el 50% y el 80% el CO contenido en los gases de escape.
- Reduce entre el 30% y el 70% el impacto tóxico de humos no quemados (NO y NO2).
- Elimina y previene el nocivo humo negro y los malos olores.
- B.D.C. reduce la temperatura de filtración hasta -20ºC (NF M 07042). En este caso el punto de congelación se reduce aproximadamente hasta -27ºC (NF T 60105).

La dosis a utilizar es del 2/1000, es decir, un litro por cada 500 litros de gasoil y se suministra en formatos de 1 litro, muy adecuados para añadir en los repostajes.
Mas información www.bardahl.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario